martes, 26 de noviembre de 2013

Jolly Roger


Jolly Roger es un cuento divertidísimo, escrito e ilustrado por Colin McNaughton. Este magnífico dibujante fusiona la narración verbal con la gráfica, combina las palabras y las ilustraciones, y emplea recursos visuales propios del cómic con una libertad absoluta, para contar con mucho humor la aventura "pirata" del joven Jolly Roger. Harto de una madre severa y mandona, decide embarcarse como pirata y navegar en busca de su padre, un marinero desaparecido hace muchos, muchos años. Pero nada más llegar a puerto, se encontrará con la más temible y maloliente partida de bucaneros. Conmovidos por las quejas de Jolly Roger, deciden bajar a tierra para propinarle un duro escarmiento a su madre. Lo lamentarán...,  como  lamentará el lector que Jolly Roger sea un libro tan breve. 
Jolly Roger está publicado por Vicens Vives.

lunes, 25 de noviembre de 2013

El joven Moriarty. El misterio del dodo


Sofía Rhei nos presenta en El misterio del dodo al joven Moriarty, un niño inteligente y competitivo llamado a convertirse en el antagonista del más famoso detective de la literatura, Sherlock Holmes. Por eso, en esta primera aventura del joven Moriarty (Fábulas de Albión ya ha publicado la segunda entrega de la serie, El joven Moriarty y la planta carnívora) comparte una brillante aventura detectivesca con grandes figuras de la sociedad y la cultura victorianas: Charles Darwin, el reverendo Dodgson, Alice Lidell o ese inquietante niño llamado Jack, hijo del carnicero Reaper. El misterio del dodo es un ingenioso pastiche de las novelas de detectives, llena de humor y de detalles divertidos, como que el compañero de andanzas del joven Moriarty no sea otro que John Watson. Una lectura muy recomendable.


Las ilustraciones de El misterio del dodo son de Alfonso Rodríguez Barrera.



lunes, 18 de noviembre de 2013

El libro de los relatos perdidos de Bambert


El escritor alemán Reinhardt Jung (1949-1999) es el autor de este libro excelente. Su protagonista, Bambert, es un hombre al que las secuelas de una innombrada enfermedad han apartado de la vida social y le han condenado a la soledad y al aislamiento. Sin más compañía y consuelo que su imaginación, Bambert hará de la escritura una forma de vida. Escribirá relatos y los lanzará al mundo con la esperanza de encontrar para cada uno de ellos lo que todo escritor desea: un lector. Pero un lector cómplice, activo, que complete el relato y lo devuelva a su autor para que este pueda terminarlo. Y el milagro se logra. Como en un un juego de espejos, las ficciones de Bambert encontrarán otro "autor", al que también le gustan los juegos de imaginación y que re-escribirá, en cierto modo, cada historia. "La princesa de Córdoba", "El Gabinete de las Figuras de Cera", "Las muñecas escapan a París" y los otros relatos perdidos -y recuperados- son obra de Bambert y de ese otro autor al que le corresponderá el triste de honor de terminar un libro mágico, que lleva por título El libro de los relatos perdidos de Bambert.

El libro de los relatos perdidos de Bambert ha sido publicado por la editorial Vicens Vives en la colección Cucaña.

sábado, 16 de noviembre de 2013

Frankenstein de Mary Shelley


Este otoño se han publicado dos nuevas ediciones de Frankenstein o el moderno Prometeo, el clásico de Mary Shelley. La primera en llegar a las librerías ha sido la de Nórdica Libros, una cuidada edición, ilustrada de forma muy original por Elena Odriozola. Y poco después lo ha hecho la que aquí comentamos, la edición de Sexto Piso, con las celebradas ilustraciones del artista norteamericano Lynd Ward. Esta traducción de Sexto Piso reproduce el prólogo de 1831, en el que Mary Shelley describe la famosa velada junto al lago de Ginebra, en el verano de 1816, en compañía de Shelley, Lord Byron y su médico, "el pobre Polidori". El juego literario propuesto por Lord Byron -"Escribiremos cada uno una historia de fantasmas"- para entretener las tediosas horas de mal tiempo dio poco fruto (el cuento de Polidori no pasa de ser una curiosidad anecdótica), con la excepción del relato de Mary Shelley: 
Yo me apresuré a "pensar una historia", una historia que pudiera rivalizar con aquellas que nos habían impulsado a la tarea. Una historia que hablara de los misteriosos miedos del ser humano y despertara la excitación del miedo, una historia que hiciera que el lector tuviera miedo de mirar a sus espaladas, que le helara la sangre y le acelerara el pulso.
En principio no iba a ser más que un cuento, "pero Shelley insistió en que desarrollara la idea y la ampliara". Y así alcanzó la dimensión y la forma de una novela, y así es como la han leído millones de lectores desde su publicación.

Lynd Ward (1905-1985) está considerado como uno de los pioneros de la novela gráfica, junto con otros artistas como Frans Masereel, Otto Nückel  o Laurence Hyde. En el género de las novelas sin palabras, que floreció en el periodo de entreguerras, el nombre de Lynd Ward es imprescindible. Quien no conozca obras suyas como God's Man, Wild PilgrimageMad Man's Drum o Vertigo, puede disfrutar ahora con los grabados que reproduce este Frankenstein editado por Sexto Piso.